6 técnicas para reducir la ansiedad

Niño ansiedad

Las condiciones actuales del entorno son propicias para que muchas personas por una u otra razón desarrollen trastornos de ansiedad.

De acuerdo con estudios realizados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), “los trastornos mentales están en aumento en todo el mundo. Entre 1990 y 2013, el número de personas con depresión o ansiedad ha aumentado en cerca de un 50%, de 416 millones a 615 millones.” (Organización Mundial de la Salud, 2016)

Las cifras anteriores se traducen en que “cerca de un 10% de la población mundial está afectado, y los trastornos mentales representan un 30% de la carga mundial de enfermedad no mortal.” (Organización Mundial de la Salud, 2016)

Estas son cifras que ante la aparición del llamado Coronavirus o Covid19 se han alterado a niveles insospechados, cifras que de momento resultan desconocidas.

La ansiedad a pesar de no ser una enfermedad mortal, es un trastorno que atenta contra el bienestar y la calidad de vida de las personas.

De acuerdo al trastorno de ansiedad que se esté experimentando, la persona puede llegar a sentir cómo está a punto de perder la vida, en medio de un ataque de pánico, por ejemplo.

Son episodios bastante desagradables que aunque no conducen a la muerte interfieren sobre el normal desenvolvimiento de la dinámica diaria de la persona que lo padece.

Una fobia, por ejemplo, puede impedir que un individuo viaje en avión o que asista al concierto de su cantante favorito por miedo a determinado objeto a situación.

Muchas personas viven con trastornos de ansiedad y quizás no llegan a notarlos o sencillamente no buscan un tratamiento.

Ciertos malestares pueden pasar desapercibidos o esconderse en las dinámicas del día a día donde la velocidad es la característica fundamental.

El contexto actual exige a cada persona llevar a cabo un sinfín de actividades a un ritmo bastante acelerado con la finalidad de subsistir, avanzar y obtener el éxito.

Persona preocupada

Es escaso el tiempo disponible para la realización de cada tarea y en medio de ese torbellino que se pone de manifiesto en todas las áreas de la vida, incluso en la emocional, se desenvuelve la persona promedio en la actualidad.

Cada día puede vivirse como una experiencia similar a la de subirse a la montaña rusa y en ocasiones, es la misma dinámica la que a fin de cuentas desconecta a las personas de sus mismas emociones y sentimientos, los cuales quedan pospuestos a fin de no entorpecer el ritmo requerido.

Sin embargo, la brusca transformación que exige el momento actual sumado a otras dinámicas supone un escenario conflictivo.

La realidad que se pone de manifiesto en la actualidad, donde de pronto la norma es detenerse y dejar de llevar a cabo las múltiples tareas del día a día, pone en contacto a muchos con la ansiedad o lleva a que otras personas comiencen a padecer cualquiera de estos trastornos.

Técnicas para sobrellevar la ansiedad

No se puede afirmar de ninguna manera que no se trata de una situación grave, ya que lo que está en juego es la salud e incluso la vida.

La preocupación es parte de las sensaciones que se pueden experimentar a causa del peligro que representa para la salud el contagio de la propia persona, así como de familiares y amigos.

Emociones negativas, como el miedo, pueden estar a la orden del día y aunque es normal sentirlo, nada lo puede solucionar.

Dejarse llevar por el miedo y la ansiedad es sumergirse en el malestar a nivel emocional frente a una situación que no se puede controlar a grandes rasgos.

Ninguna persona cuenta con la capacidad para sanar a otros porque hasta la fecha no hay cura y en este sentido sólo puede cada quien enfocarse en la prevención a fin de evitar el contagio.

Medidas de prevención

Es importante recordar también que si alguien se ha contagiado, esto no es exactamente una sentencia de muerte porque muchos han superado la enfermedad.

Lo cierto es que quien goce de salud puede trabajar para disminuir la ansiedad y aumentar su sensación de bienestar aun en confinamiento.

Cultiva hábitos saludables

Un estilo de vida saludable contribuye a mantener los trastornos de ansiedad, por ello lo ideal es seguir un plan de alimentación equilibrada.

Es importante no saltarse las comidas e ingerir los alimentos a la misma hora. Respetar las horas de comida es una buena forma de conservar la salud.

Ingerir siempre y cuando estén dentro de las posibilidades los alimentos de todos los grupos es recomendable para que el organismo reciba los nutrientes necesarios.

La constante hidratación es uno de los requisitos para conservar un funcionamiento óptimo del organismo, lo cual se cumple con el consumo de al menos dos (2) litros de agua por día.

Y por último, pero no menos relevante, el descanso. Dormir de seis (6) a ocho (8) diarias es un requisito indispensable para conservar la salud física y mental.

Para evitar trastornos del sueño ocasionados por estímulos del medio la recomendación es evitar los pensamientos catastróficos o leer información fomente emociones negativas como el miedo antes de ir a la cama.

El descanso es esencial para conservar la buena salud.

Escritura terapéutica

Un excelente recurso para trabajar las emociones con la finalidad de liberarlas y sacarlas a flote es la escritura.

Para ello las indicaciones son ubicar un lugar de la vivienda en el que se pueda estar a gusto consigo mismo y sin riesgo a interrupciones.

Sentarse a gusto y crear un espacio armónico, con lápiz y papel en mano para plasmar todo el conjunto de sensaciones, emociones y pensamientos que forman parte de la vida en ese momento.

Esta es una práctica que se puede repetir cuantas veces se necesite y es bastante liberadora.

Métodos de distracción

Distracción

A pesar de que los días de aislamiento pueden parecer eternos, una buena actitud que se enfoque en la parte positiva y no en la negativa pueden ayudar a pasarla mejor.

El secreto está en la realización de tareas dentro del hogar que tengan el potencial de alejar a la persona de pensamientos catastróficos.

Al experimentar sentimientos relacionados con la ansiedad, la tarea más efectiva es enfocarse en el momento presente en el que nada negativo está transcurriendo.

En casa, la persona puede aprovechar para limpiar y organizar todos los armarios y papeles que desde tiempo atrás se encontraban abandonados.

Aprender nuevas cosas que hasta ahora no se habian llevado a cabo por falta de tiempo, en la actualidad casi todo se puede encontrar en línea por lo que no es una excusa el aislamiento.

Es una oportunidad de oro para leer aquellos libros que por falta de tiempo se habian pospuesto, para embellecer el jardín o iniciar un huerto familiar.

El tiempo se puede dedicar al ocio e invertirlo en los programas favoritos, es ideal que se incluya material que ayude a conectar con la alegría.

La alegría es una emoción necesaria en los momentos actuales, al menos en una pequeña dosis diaria.

Sin importar el método que se escoja, una de las técnicas indispensables para superar la ansiedad en los actuales momentos es apoyarse en fuentes que ayuden a la distracción.

Ejercicio físico

El aislamiento no es un impedimento o excusa para dejar de ejercitar el cuerpo.

En la actualidad y a fin de mantener a raya a los trastornos de ansiedad, es recomendable poner el cuerpo en movimiento.

Aislamiento

Si en casa la persona no cuenta con ningún aparato para ejercitarse, puede emprender una rutina que incluya algunos minutos diarios.

Es probable que no maneje ningún ejercicio y en ese caso, en internet se puede acceder a innumerables rutinas para ejercitarse con las que se puede pasar incluso un divertido momento como las clases de zumba, por ejemplo.

Ejercicios de relajación

Alcanzar el bienestar emocional en medio de la actualidad es posible si se logra la paz mental.

Este aspecto se puede trabajar a través de ejercicios de respiración que contribuyen a alcanzar la paz en momentos de ansiedad.

Por otra parte, la meditación ofrece múltiples beneficios que van más allá de la tranquilidad ante una sensación límite como el mejoramiento de la memoria y de la concentración.

Por consiguiente, es un buen momento para aprender a meditar e incorporar esta eficaz técnica milenaria a la dinámica diaria en cualquiera de sus formas clásica o activa como el Mindfulness.

Tomar terapia

Desde un tiempo atrás la terapia psicológica online se ha convertido en una opción para quienes no pueden asistir de forma presencial por falta de tiempo al consultorio del terapeuta o para la persona que así lo prefiera.

En medio del contexto actual una excelente alternativa que conlleva a superar la ansiedad es la terapia, la cual se puede tomar desde la comodidad del hogar siempre y cuando se cuente con los medios requeridos.

La recomendación, si se opta por esta alternativa, es a escoger un profesional que puedas confirmar que se encuentre plenamente capacitado para la atención en el área psicológica o psiquiátrica.

Referencias

Organización Mundial de la Salud. (2016). La inversión en el tratamiento de la depresión y la ansiedad tiene un rendimiento del 400%. Recuperado de www.who.int

Deja un comentario