Psicología inversa

Pensativa

La psicología inversa es una técnica terapéutica que se ha popularizado en los últimos tiempos y que ha sido empleada por muchos individuos con diversos propósitos.

El conocimiento de la utilidad que puede presentar la aplicación de esta estrategia ha traído como consecuencia que algunas personas la apliquen para manipular situaciones a su favor.

La psicología inversa, debido a su gran potencial para influir sobre las decisiones de las personas, ha sido acogida por sectores como el marketing y la publicidad.

Algunos padres en pleno conocimiento de la rebeldía extrema de sus hijos suelen adoptar la psicología inversa.

Sin embargo, aplicar estas técnicas de persuasión no siempre ayuda a conseguir los resultados esperados puesto que no todas las personas suelen reaccionar de igual forma frente a determinados estímulos.

No se trata de una fórmula exacta y si bien es cierto que puede funcionar, esto no ocurre en el 100% de los casos.

¿En qué consiste la psicología inversa?

Es una estrategia psicológica que se basa en afirmaciones contrarias a la intención real con la finalidad de generar conductas determinadas.

La persona que pretende manipular una situación a favor de lo que desea obtener emitirá juicios que no necesariamente se corresponde con la realidad en espera de una determinada reacción.

Es una técnica por medio de la cual se expone un estímulo a fin de generar una respuesta determinada.

Por ejemplo, a una persona cuyo rasgo característico principal es la excesiva preocupación por cumplir con las expectativas de todos los que se encuentren a su alrededor, comunicarle que no se le pedirá algún favor para no molestar es sinónimo de que por más difícil que sea la tarea, la hará.

El estímulo en la psicología inversa está estrechamente relacionado con aquello que se pretende obtener y que se sospecha que no se conseguirá si se le pide de manera frontal al individuo.

Truco

En ocasiones puede ser concedida esta estrategia conductista como una especie de reto para la persona a que se le plantea la situación.

Mientras que en otros casos se trata de despertar la curiosidad que es característica de los seres humanos.

¿Para qué emplear la psicología inversa?

Uno de los rasgos característicos de la personalidad que se pretende atacar por medio de la psicología inversa es esa parte de rebeldía y de libertad en contra de lo socialmente impuesto.

Algunas personas conservan una tendencia innata a la desobediencia que proviene de la infancia, cuya manifestación en la adultez se da por medio de la defensa tajante de los puntos de vista propios.

Para un individuo con estas características, una orden, por más pequeña que sea se asociará con una pérdida de control y de la libertad misma.

Por consiguiente, el comportamiento que por lo general se obtiene cuando a estas personas se les pide algo es que opten por escoger lo contrario.

En pleno conocimiento de las características particulares de un individuo se puede aplicar la psicología inversa de manera exitosa, sin embargo, no es recomendable en todos los casos.

Por ejemplo, decirle a una persona con tendencias suicidas que es lo mejor que puede hacer a fin de obtener la conducta contraria no es una buena idea.

Es posible que este individuo llevado por la depresión efectivamente se pregunte “¿por qué no?” Y lleve a cabo su acto final.

Fundamentación teórica de la psicología inversa

La psicología inversa como estrategia proviene del conductismo en vista de que consiste de forma precisa en modificar una conducta.

Fue propuesta por el psiquiatra Viktor Frankl, quien la empleaba en medio de su consulta con la finalidad de hacer reaccionar a los pacientes y de esta forma obtener los resultados esperados en terapia.

Lo que se trabaja con esta técnica es la reactancia, relacionada con la tendencia humana a reaccionar en contra de aquello que de alguna u otra forma supone una violación a la libertad.

Este ataque a la libertad, por así llamarlo, se manifiesta por medio de medidas coercitivas u órdenes que pueden provenir de una persona o institución.

Cadenas

Algunos individuos considerados como rebeldes se asegurarán de actuar de forma contraria a lo que se les está exigiendo.

Por lo general, en medio de la terapia de pareja, un psicólogo promoverá la unión entre los miembros al comunicarles que él está seguro de que ellos no lograrán superar sus diferencias y que seguro se van a separar.

En la mayoría de los casos, la primera reacción de la pareja será que no lo podrán creer, se enojarán incluso con el terapeuta y tratarán de solventar sus diferencias para darle una lección.

Connotaciones morales

A pesar de que es una excelente estrategia que puede conducir a promover grandes avances a nivel terapéutico, sus aplicaciones en escenarios externos al consultorio no siempre son recomendables.

A nivel familiar, donde es común que los padres en respuesta a la rebeldía de sus hijos y para motivar su obediencia apliquen la psicología inversa, esto no debería de convertirse en parte de la cotidianidad.

Es cierto que es una técnica efectiva y que en ocasiones se justifica su utilización mas se basa en una especie de engaño por cuanto al afirmar concepciones contrarias a la realidad se está mintiendo.

Un padre no puede obtener buenos resultados a largo plazo si manipula la conducta de su hijo en base a la falsedad y al engaño.

Deja un comentario