Psicología cognitiva

Cerebro

La psicología cognitiva es aquella que toma en consideración al estudio de todos los elementos que intervienen en los procesos mentales de los individuos.

Cabe destacar que el surgimiento de esta nueva corriente de pensamiento tiene su origen en el descontento general entre los científicos de la época (segunda mitad del S. XX) que residía en la carencia de una explicación exhaustiva con respecto a las conductas de los sujetos.

Historia

Como el resto de las ciencias, el origen de esta nueva corriente de pensamiento dentro de la psicología se asocia con la necesidad de explicar de manera eficaz los procesos mentales que intervienen en las acciones y comportamientos de los sujetos.

El hombre siempre se ha enfocado en obtener explicaciones y producir conocimientos válidos acerca de todo lo que le rodea. En 1950, la psicología se apoyaba principalmente en dos corrientes de pensamiento.

A través de estas concepciones se trataba de enfocar todos los estudios y procedimientos que se llevaban a cabo en la psicología.

Una de ella era la terapia psicodinámica, cuya explicación a todos los problemas de tipo psicológico que aquejen al individuo procede de la información que se encuentra en el inconsciente.

La otra corriente de pensamiento, que era aceptada por el mundo científico, era el conductismo, sentada en los conocimientos experimentales a través de la relación entre el estímulo, la respuesta y las bases para predecir de cierto modo la conducta.

Sin embargo, a pesar de que eran los enfoques aceptados por las mayorías y asociados con la validación de los conocimientos científicos, para algunos estudiosos no permitían explicar en su totalidad la conducta humana.

Uno de los científicos que trabajó de manera incansable a fin de demostrar que la explicación a muchos de los rasgos de pensamiento de los individuos podría tener una solución con otro enfoque fue Albert Ellis.

Pensamientos

Cabe desatar que Ellis fue un notable científico seguidor de la concepción psicoanalítica, no obstante, tras notar que los métodos empleados en terapia no solventaban los problemas psicológicos en los pacientes, se propuso cambiar la metodología.

Fue de esta manera cómo, al probar que con una terapia centrada en el presente en la que el paciente interviniera de forma activa les ayudaba a superar creencias limitantes, comenzó a trabajar en la psicología cognitiva.

Los avances de la psicología cognitiva permitieron que en 1960 en Harvard se instalara el Center Cognitive Studies, fundado por Jerome Bruner y George Miller.

Gracias a los aportes de Ellis y de otros estudiosos como Beck, Brunner y Miller, entre otros, se extendió la concepción de la psicología cognitiva y se emprendieron múltiples investigaciones en el área, lo cual llevó a consagrar una de las técnicas con mayor aceptación en la actualidad, conocida como Terapia Cognitivo Conductual (TCC).

La mente como un ordenador

Esta fue una concepción bastante extendida que tuvo su origen con el surgimiento de los computadores y los nuevos enfoques en el estudio de los individuos a nivel psicológico.

Se estableció una relación caracterizada por la semejanza de la mente humana con respecto al funcionamiento de los ordenadores.

Esta afirmación que surgió en la segunda mitad del Siglo XX se denominó metáfora computacional y consistió en establecer comparaciones entre el funcionamiento de los ordenadores y el cerebro humano.

Se tomaban como punto de partida ciertas partes de las computadoras como los puertos de entrada y salida, así como la capacidad de esta herramienta tecnológica para registrar y procesar información.

Aunque la capacidad de procesamiento, memoria y respuesta de los ordenadores resulta bastante eficaz y cada vez son creados modelos más especializados, la brecha con el cerebro humano es inmensa.

Objeto de estudio

Computador

El objeto de estudio de la psicología cognitiva significó un cambio en el enfoque que hasta el momento de su surgimiento caracterizaba a esta ciencia.

La psicología para ese entonces se centraba en el estudio de la conducta en los individuos, así como los elementos que la definían, lo cual se transformó a raíz de que se le concediera especial relevancia a los procesos mentales.

Los procesos mentales se encuentran integrados por todos aquellos componentes que intervienen en la elaboración del conocimiento en las personas.

Dentro de este conjunto de mecanismos se destacan la memoria, la percepción y el razonamiento lógico.

El interés de la psicología cognitiva gira en torno a cómo se produce el conocimiento, qué hace posible que las personas obtengan conocimientos y que estos se queden grabados en su memoria.

Se pregunta, cuáles son los procesos que intervienen dentro del cerebro cuando los individuos forman conceptos o se fija dentro de ellos algún tipo de creencias.

Es fascinante el proceso por medio del cual una persona en base a una experiencia previa puede evitar seguir una serie de pasos con la finalidad de no cometer una equivocación o cómo a través de una serie de sucesos puede elaborar una inferencia.

Contribuciones de la psicología cognitiva a la salud mental

Uno de los objetivos principales de la psicología es su compromiso con la consecución de la salud mental de los individuos, que a su vez conlleva a un estado de bienestar.

Los avances de la psicología cognitiva a raíz del interés por el estudio de los procesos mentales y la manera en que estos interfieren en la salud mental de los individuos suponen grandes avances para la ciencia.

Juego de agilidad

Ello ha permitido que los pacientes tengan a su disposición mayor cantidad de herramientas que contribuyen a su mejoramiento, así como a alcanzar el bienestar.

En el caso de la psicología cognitiva sus aportes dieron paso al surgimiento de la terapia cognitivo conductual (TCC), la cual en la actualidad es efectiva en tratamientos de diversos trastornos mentales.

La efectividad de la terapia cognitivo conductual se ha comprobado en la superación de la depresión, ansiedad, fobias, pensamientos catastróficos, entre otros trastornos lo que ha permitido que estas personas retornen a sus dinámicas de vida usuales.

Otro campo de acción de la psicología cognitiva es el tratamiento de diversos trastornos de aprendizaje o en la terapia para la recuperación de funciones cognitivas que se pueden haber perdido a causa de una lesión cerebral, entre otros.

Referencias

Vasco, U. C, E. (1.993). La metáfora del cerebro como computador en la ciencia cognitiva. Revista Informática Educativa. 6 (2). Recuperado de researchgate.net

Deja un comentario