Psicología forense

Tras las rejas

La psicología forense es una especialidad de la ciencia cuyo objeto de estudio se relaciona con los procesos mentales así como con las conductas asociadas con los sujetos implicados en procesos de tipo judiciales.

El trabajo del psicólogo forense, aunque requiere la misma formación del clínico, se lleva a cabo en esferas distintas a las del consultorio.

Si bien es cierto que debe analizar conductas y elaborar diagnósticos de las personas implicadas en determinado proceso a nivel legal, el rol a desempeñar no será el de terapeuta.

Por el contrario, el profesional de la salud que se especializa en esta rama debe desprenderse de toda empatía hacia el o los sujetos en estudio con la finalidad de emitir un juicio completamente imparcial y objetivo.

¿Qué se entiende por psicología forense?

Es la rama de la psicología que se encarga del análisis y evaluación de las personas implicadas en  situaciones legales a fin de contribuir con su perspectiva científica al esclarecimiento de los hechos.

En medio de un juicio legal, son diversas las perspectivas, pruebas y puntos de vista, recursos que pueden resultar insuficientes para tomar una decisión justa para las personas implicadas.

En pro del cumplimiento de las leyes y con el objetivo de hacer justicia en los tribunales, intervienen diversos profesionales en representación de cada una de las partes.

Por consiguiente, todas y cada una de las personas tienen las mismas oportunidades para defender sus puntos de vista.

El psicólogo forense contribuye a la justicia a través de su perspectiva científica en el área de las ciencias de la salud mental, para lo cual se ajusta a los requerimientos del juez o del caso específico.

¿Cuál es la función del psicólogo forense?

Este profesional trabajará de forma conjunta con el grupo de expertos en materia legal y se ajustará a las exigencias del caso.

Es decir, el psicólogo forense puede realizar su contribución a través de la declaración en el juicio, ante los tribunales o testigos acerca de la salud mental del acusado, por ejemplo.

También puede emitir sus conclusiones a partir de un estudio que le fue solicitado para tomar una decisión con respecto a la custodia legal de los hijos de una pareja que se ha divorciado.

La función de mayor relevancia de este experto en el área judicial gira en torno a su valiosa contribución en la resolución de los casos.

Estrategias empleadas por la psicología forense

Un psicólogo forense trabaja por lo general con un equipo multidisciplinario integrado por abogados, jueces y demás personal del ámbito judicial.

Es por ello que además de su formación en el área psicológica, debe poseer sólidos conocimientos en materia legal ya que en caso contrario no sería de ayuda en muchas de las fases de los procesos.

Son diversas las intervenciones de los psicólogos forenses, entre ellas se le puede solicitar lo que es bastante común que se desempeñe como experto en su área en medio del juicio y exponga su opinión en base a las pruebas recabadas.

Las pruebas estan compuestas por la parte de los sucesos que se pusieron de manifiesto en la comisión del delito, sobre las cuales se pudo recabar evidencia.

También servirá de aval para la opinión del psicólogo forense, que funge como perito, la totalidad de la información recabada por medio de los estudios o pruebas que este desarrolló con el o los sujetos implicados.

Entre ellos se pueden incluir las entrevistas, encuestas o diagnósticos que conlleven a proporcionar una respuesta certera a muchas de las interrogantes que giran en torno a los hechos.

Contribución de la psicología forense

La psicología forense, por ende desempeña un papel de gran relevancia dentro del sistema de justicia en vista de que contribuye a despejar muchas de las incógnitas con respecto a la manera en que se suscitaron los hechos.

Asimismo, el experto puede ser consultado en caso de un delito grave acerca del estado mental del individuo en general, así como del que presentaba durante los acontecimientos de los que se le acusan.

Puede ser consultado por los profesionales de la justicia en referencia a asesoramientos en materia de salud mental y contribuir de manera significativa en los procesos que se estén ejecutando.

Deja un comentario